Historia de Nuestro Fundador

Don Roberto Ruiz Obregón, nació el día 3 de junio de 1904, en Amealco, Querétaro, hijo de Don Federico Ruiz Obregón.
En el año de 1912 Don Federico adquiere una pequeña máquina embotelladora de refrescos a base de pedales, a fin de aumentar lo ingresos familiares, fabricando refrescos caseros.
Don Roberto ingresa a Ferrocarriles Nacionales de México, sin abandonar la actividad refresquera.

En 1937 durante una visita a la Ciudad de México, tuvo la oportunidad de probar una Coca Cola, que solo se distribuía en las ciudades de Tampico, Guadalajara y Distrito Federal, fue entonces que él tomó la decisión de convertirse en un embotellador de Coca Cola. Para lograrlo, Don Roberto tuvo que tocar muchas puertas y establecer muchos contactos para obtener la concesión de distribución del producto en la zona del Estado de Querétaro. En 1944 se le otorga la autorización para embotellar Coca Cola, de esta manera nace su primera empresa embotelladora de refrescos ubicada en la calle de Deleite #12, con el nombre de Embotelladora La Victoria, S. de R. L.

En 1948 inaugura una nueva planta más amplia, moderna y funcional, es asi como nace Embotelladora la Victoria, S.A. de C.V. ubicada en av. Constituyentes #40 que desde entonces y hasta ahora ha seguido fiel a los lineamientos principales de su fundador: vanguardia, modernidad, funcionalidad, que traducidos se convierten en un solo objetivo productos y servicios de calidad.

En su afán de crecimiento, se continuó inagurando una planta cada 10 años, así en 1981, entra en operaciones la planta Embotelladora de San Juan, S.A. de C. VA. Que cuenta con líneas de embotellado para todos los tipos de envase convirtiéndose en la más vanguardista conforme a los requerimientos de mercado.

En 1990, se ingiera la planta de Refrescos Victoria del Centro S.A. de C.V. ubicada en Av. 5 de Febrero No.1057 esta embotelladora cuenta con la línea de embotellado más rápida y eficiente, considerada como una de las más modernas de América Latina. De 1945 a 1947, junto con otros amigos fundan el Honorable Cuerpo de Bomberos, del cual Don Roberto fue bombero activo en sus inicios.
Funda el Club de Leones de Querétaro, ocupando la Presidencia en varias ocasiones.

En 1970, sostuvo con el Gobierno Federal y bajo la Campaña de Alfabetización, doce centros educativos en varias comunidades del Estado de Querétaro, rindiendo excelentes frutos. A la fecha sostiene tres escuelas primarias y secundarias. Gracias a su trabajo y dedicación, se ha fortalecido la tarea de construcción de nuevas aulas, edificios escolares y sobre todo, a través de construir fideicomisos que brindan apoyo mediante becas a estudiantes de escasos recursos, su obra perdura y trasciende.
Don Roberto fue un hombre apasionado e incansable promotor del desarrollo en la comunidad de Querétaro.